Los avances tecnológicos recientes han marcado el comienzo de una nueva era del «Internet of bodies» (IoB), con un número sin precedentes de dispositivos y sensores conectados que se ingieren, colocan o implantan en el cuerpo humano.

IoB genera enormes cantidades de datos biométricos y de comportamiento. Esto, a su vez, está impulsando la transformación de la investigación y la industria de la salud, así como otros aspectos de la vida social, como la adopción del IoB en entornos laborales o hasta en el entretenimiento.

Sin embargo, IoB también plantea nuevos desafíos para el gobierno de datos que se refieren no sólo a la privacidad y la autonomía individual, sino también a nuevos riesgos de discriminación y prejuicio.

Da Click para para leer el reporte completo

Categorías: Tecnología

0 commentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *